domingo, 29 de mayo de 2016

Don Quijote de la Mancha (serie de 39 capitulos) 4/4



Capitulo 31 parte 1
Capitulo 31 parte 2 

Capitulo 32 parte 1
Capitulo 32 parte 2

Capitulo 33 parte 1
Capitulo 33 parte 2

Capitulo 34 parte 1
Capitulo 34 parte 2

Capitulo 35

Capitulo 36

Capitulo 37 parte 1
Capitulo 37 parte 2

Capitulo 38 parte 1
Capitulo 38 parte 2

Capitulo 39 parte 1
Capitulo 39 parte 2

PAPAS A LA CREMA

Ingredientes:

6 papas
2 Cucharadas de margarina
1 cucharada de harina
1 taza de leche
¼ taza de crema
2 cucharadas de maní molido
1 cebolla picada fina, sal y perejil

Procedimiento:

Se cocinan las papas se cortan en rodajas se acomodan en una fuente. En la margarina se rehoga la cebolla, luego se va añadiendo la harina, la leche con la margarina de maní cuidando que no se formen
grumos. Sazonar y dejar hervir 10 minutos. Por último la crema y se cubre las papas, se espolvorea con perejil o migas se sirve caliente con ensalada.

viernes, 27 de mayo de 2016

Las señales de calma: ¿cómo identificarlas y usarlas?

Girar la cabeza



Una señal de calma puede ser un movimiento rápido, por ejemplo, girar la cabeza para un lado y volver a la posición original, o mantener la cabeza lateralmente durante algún tiempo. Puede ser un ligero movimiento, o uno claro y bien definido de toda la cabeza para un lado.

Es posible que tu perro gire la cabeza cuando otro perro se le acerca, lo usa para comunicarle que se calme. Tal vez el otro perro se estaba aproximando demasiado rápido o directamente, en lugar de acercarse rodeando (haciendo una curva ligera). Puede girar su cabeza si te paras y te inclinas sobre él. Tal vez se quede de pie inmóvil, pero girando su cabeza, lo que indica su malestar en esa situación.

Puedes utilizar este movimiento, girar tu cabeza, cuando un perro da señales de malestar o se muestra asustado al acercarte a él. Cuando un perro asustado comienza a ladrarte o gruñirte, gira tu cabeza para mirar hacia el otro lado.


Por ejemplo: cuando dos perros se encuentran, durante un segundo ambos miran para otro lado y después se saludan mutuamente de forma alegre. Al acercarme a mi perra Saga para hacerle una foto, como la cámara la asusta un poco, ella mira para otro lado mientras hago la foto, pero me mira de nuevo tan pronto como retiro la cámara de mi cara.

No girar la cabeza, mover solamente los ojos para un lado con una mirada de reojo evitando mirar directamente, es también una señal de calma similar al giro de cabeza. Tu perro puede usarla cuando se le acerca otro perro, cuando lo miras directamente o bien cuando te acercas a él de frente. Puedes utilizar esta señal de calma cuando un perro se acerca a ti y por alguna razón no te resulta posible girar la cabeza.

Por ejemplo: Ulla está en su territorio conmigo y un macho viene a visitarnos. Es un perro confiado, seguro de sí mismo y amistoso, por lo que se encamina directamente hacia Ulla sin girar la cabeza, rodear o realizar alguna otra señal de calma. Ulla permanece allí de pie, quieta y moviendo la cola, porque los ojos del otro perro se mueven de un lado a otro al tiempo que se aproxima. Ella capta el mensaje: es un perro amistoso, tranquilo.

Entrecerrar los ojos nos hace mirar a otro individuo con una mirada más suave, bajando los párpados y sin mirar de forma amenazante. Son señales de calma. Puede ser que tu perro las use cuando mira a alguien directamente y no quiera resultar amenazante. Tú puedes usarlas cuando realizas el ejercicio de «contacto visual» en el adiestramiento, haciendo así el contacto más suave y más amistoso.

Por ejemplo: sentarte en el suelo con los ojos al mismo nivel que los de tu perro puede resultarle amenazante. Cuando percibas que se siente inseguro así, ponte de pie y míralo desde esa posición; de ese modo tus ojos son más «pequeños» y le resultarán menos amenazantes. A muchos perros les resulta difícil ver nuestro rostro directamente a su nivel.