sábado, 31 de diciembre de 2016

Mover la cola

El mover la cola no es siempre una muestra de alegría y felicidad. Tenemos que observar al perro en su conjunto. Si el perro se te acerca arrastrándose, sumiso, quejumbroso y haciéndose pis, el movimiento de la cola es como una «bandera blanca» (de rendición), intentando conseguir que te calmes. Tu perro podría realizar este movimiento cuando has perdido la paciencia. Él tratará de conseguir que te calmes y que te tranquilices.

Posiblemente no seas capaz de usarlo. Desde luego yo nunca he conseguido aplicarlo de forma eficaz.

Por ejemplo: el propietario de Lobo vino a mi casa con cara de preocupación. Lobo había mordisqueado algo el día anterior y temía que pudiese ocurrir de nuevo. El ceño fruncido del amo hacía que Lobo se arrastrase, gateando y moviendo la cola con rapidez, con la esperanza de que su amo se calmase y redujese su enfado.

Mi hija les chillaba a sus gemelas. Cuando llegó al jardín donde estaba Saga, la perra se les acercó moviendo la cola con violencia y «sonriendo», con una sonrisa tan grande como le era posible, para tratar de conseguir que mi hija se tranquilizase.

Cora, una Pastora Alemana, siempre saludaba a su amo arrastrándose, orinándose y moviendo la cola. El dueño, en muchas ocasiones, había utilizado como saludo el agarrarla por el cuello, chillándole y tirándole de las orejas. Cora estaba asustada, temerosa, tenía pánico a su amo, por eso cada vez que lo veía lo saludaba mostrando su miedo y tratando desesperadamente de calmarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario