sábado, 2 de julio de 2016

Las señales de calma: ¿cómo identificarlas y usarlas? 3

Lamerse el hocico

Es un movimiento muy rápido de la lengua, tan rápido que en ocasiones resulta difícil de percibir, de captar. Es una señal de calma.

Tu perro puede realizar esta señal cuando se acerca a otro perro, cuando te inclinas sobre él, cuando lo sujetas con la correa corta o por el collar y cuando te agachas para agarrarlo o para regañarle si estás enfadado.
En realidad, nosotros no podemos usarla. Es una de las señales de calma que yo encuentro difícil de aplicar para calmar a un perro.

Por ejemplo: me inclino sobre Vesla para limpiarle las orejas. Ella mira para el otro lado y se lame. El veterinario se inclina para subir a Ulla a la mesa. Ella se lame.

Rocky ve a otro perro en la distancia acercándose en su dirección. Se para, gira su cabeza y se lame varias veces.


No hay comentarios:

Publicar un comentario