domingo, 10 de abril de 2016

Croquetas de queso

Ingredientes:

 350 ml. leche entera
 35 gr. harina
 35 gr. mantequilla
 40 gr. queso Roquefort
 1 huevo
 Sal y pimienta negra molida (al gusto)
 Harina, huevo y pan rallado para rebozar
 Aceite suave para freír.

Preparación de las croquetas de queso

  01. En una sartén o cazuela ancha calentamos la mantequilla hasta que se haya derretido.

  Añadimos la harina y, con la ayuda de unas varillas, removemos hasta que veamos que se haya integrado con toda la grasa de la mantequilla. Sin parar de remover y, a fuego medio, cocinamos la harina durante 1 o 2 minutos.

  02. Vamos incorporando la leche a la cazuela, primero en pequeñas cantidades, integrándola bien con la harina antes de añadir más.

  Este paso de ir añadiendo la leche poco a poco, es fundamental ya que así nos aseguraremos de que la crema no tendrá grumos.

  03. Sin parar de remover integramos toda la leche y salpimentamos al gusto.

  Seguimos cocinando la salsa, a temperatura media baja, durante unos 5 minutos, sin parar de remover.

  04. Añadimos el queso desmigado y seguimos removiendo hasta que se haya disuelto en la crema.

  Apagamos el fuego y dejamos que la salsa se temple ligeramente antes de añadir el huevo. Incorporamos el huevo y mezclamos bien para que se integre en la salsa.

  Volvemos a poner al fuego a temperatura media/baja durante unos minutos para que se cocine el huevo ya mezclado sin cuajarse.

  05. Retiramos la crema del fuego y la vertemos en una fuente. Dejamos que se enfríe la mezcla y la tapamos con papel transparente.

 Guardamos la crema en el frigo, lo mejor será que la dejemos de un día para otro, para que se solidifique, así será más manejable para poder preparar las croquetas.


  06. Con la crema ya fría preparamos 3 boles con harina, huevo y pan rallado, respectivamente. Formamos las croquetas con las manos, dándoles la forma que más nos guste, la ovalada y alargada más tradicional, o redonditas como he hecho en esta ocasión.

  Pasamos las bolitas por harina, huevo y pan rallado, en este orden y las vamos reservando hasta que las tengamos todas listas.

  07. En este punto podemos hacer dos cosas, freírlas para disfrutarlas en el momento o congelarlas para poder hacerlo cuando queramos.

  Admiten la congelación perfectamente, sólo tendremos que retirarlas del frigo y ponerlas directamente a freír, sin descongelar, con el aceite bien caliente, cuando queramos prepararlas.

  08. En una cazuela de paredes altas, calentamos abundante aceite suave, para freír. Vamos cocinando las croquetas a fuego alto, regulando la temperatura para evitar que se nos quemen.

  Retiramos a un plato con papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite y servimos directamente, recién hechas.

      - Martinnn Diavolo

No hay comentarios:

Publicar un comentario