miércoles, 19 de abril de 2017

¿Qué podemos hacer para aliviar el estrés en nuestros perros?

Cambiar entornos y rutinas.

Dejar de aplicar métodos duros, violencia y técnicas dolorosas en el adiestramiento y manejo; no hay excusa para continuar aplicándolas y la reacción del perro ante las técnicas de control nos muestra su ineficacia.

Aprender a identificar y usar las señales de calma.

Evitar exponer al perro a una situación extrema de hambre, sed, calor, frío o impedirle hacer sus necesidades con la frecuencia que requiere.

Encontrar el nivel adecuado de ejercicio y actividad para el perro; un nivel excesivo o muy escaso puede ser perjudicial.

Le permitiremos formar parte de la manada, esto es, dejarle estar con nosotros o con alguien de la familia y gradualmente le enseñaremos a aceptar quedarse solo.

Practicar la proximidad, el contacto, los masajes, el estar juntos sin utilizar la fuerza, estar juntos en el suelo, en contacto, resulta relajante, alivia el estrés en los cachorros (tal vez también puede ser de utilidad para nuestro perro).

El miedo puede hacer que el perro se estrese más. El estrés activa los mecanismos de defensa, lo que hace que el perro tenga más miedo. ¿Dónde debemos comenzar a romper este círculo vicioso?

«En muchas ocasiones los perros se ponen histéricos cuando me comunico con ellos utilizando su propio lenguaje. Es como si alguien que se ha pasado una larga temporada perdido en la jungla y ya a punto de desesperarse, escucha a otra persona hablando su misma lengua. Tal vez ésta sea la razón por la que los perros que he rehabilitado me recuerdan muchos años después de nuestro encuentro». Turid Rugaas

Comenzaremos por dejar de utilizar la fuerza, el castigo, la agresividad y el enfado con el perro. Eliminar las amenazas y utilizar las señales de calma. El perro nos entenderá, responderá y se sentirá mucho más a gusto con nuestra amistad. ¡Sentirse mejor es un buen comienzo para iniciar la nueva relación!

«Poder comunicarte con los perros, que realmente te entiendan, es una sensación maravillosa tanto para nosotros como para ellos. Las señales de calma son la clave y me han permitido realizar aquel sueño de mi infancia de poder hablar con los animales». Turid Rugaas

No hay comentarios:

Publicar un comentario