jueves, 25 de agosto de 2016

Posición de juego

Echarse con las patas delanteras estiradas en posición de «reverencia» puede ser una invitación al juego si el perro mueve sus patas delanteras de un lado a otro de forma juguetona. Si permanece quieto, inclinado, es más probable que se trate de una señal de calma. Tu perro puede usar esto cuando quiere mostrarse amistoso con otro perro que está escéptico o nervioso. Puede usar esta postura cuando se encuentra con otros animales (caballos o vacas) con los que no se siente muy seguro.

Puedes utilizarlo estirando los brazos, como cuando bostezas, pero estirándote hacia abajo. Por ejemplo: Vesla quería hacer que un San Bernardo se sintiese seguro con ella, por lo que después de acercarse hacia él lentamente, girando su cabeza de un lado a otro, se paró a cierta distancia y se puso en posición de juego. Permaneció en esa posición durante unos segundos hasta que Buster se sintió más seguro con ella e hizo el mismo movimiento para responder a su señal.

La pequeña Pip una Chihuahua, se asustaba con los perros grandes. Cuando Saga se le acercó, Pip se echó al suelo en posición de juego para asegurarse de que Saga sería educada, delicada y buena con ella. Saga respondió a sus señales moviéndose lentamente, dando un rodeo y mirando hacia otro lado.

Prince, un Rottweiler, se puso en posición de juego cuando se encontró con una Golden Retriever ligeramente asustada. Permaneció quieto en el sitio varios minutos, inmóvil, para hacer que la perra se sintiese más tranquila con su presencia.



No hay comentarios:

Publicar un comentario