miércoles, 15 de enero de 2014

Mi perro no viene cuando lo llamo

Es bastante común el caso de perros que no acuden cuando su amo los llama, o, en el peor de los casos incluso se echan a correr ¿porqué el perro se escapa cuando llaman?


Sin embargo, esto, lamentablemente es por una causa muy simple y, lamentablemente muy común, en la que caen los dueños (si, nuevamente no es culpa del perro).

Muchos propietarios de perros, le dicen "ven" para después regañarlo por que hizo algo malo. O bien, lo llaman y como no viene rápido, cuando finalmente llega lo regañan por que se tardó.

Si tu llamas a tu cachorro diciéndole "ven", y cuando acude ante tí lo regañas o lo castigas, el perro no va a asociar esa experiencia negativa con el hecho de haberse demorado en venir, sino con el hecho en sí de haber acudido a tu lado. El mecanismo es simple: digo "ven", el cachorro se acerca, y como resultado lo regaño.

La asociación simple que hace su cerebro es que "ven" significa que no debía acercarse a ti.

Este es uno de los principales errores en los que se puede caer pues después son muy difíciles de corregir en el futuro.Cuando nuestro cachorro acuda a nosotros, sin importar si lo hace rápido o lento, debemos felicitarlo efusivamente.

Si tú has caído en este error no queda más que revertir lo que ha aprendido por habérselo enseñado mal, por haber empleado un método inadecuado. Es muy distinto enseñarle un perro que no sabe nada, o tener que corregir y reeducar lo que ha aprendido de forma errónea.

Debemos ponernos en el lugar del perro.Si yo deseo que el cachorro acuda ante mí cuando lo llamo, debo asegurarme de que asocie el acto de acudir cerca mío con una sensación de placer, de bienestar. Debe relacionar el acto de acudir ante mí con una felicitación, con una aprobación. Y si el perro se demoró mucho para llegar yo no tengo que regañarlo por haberse demorado, porque se requería de toda una explicación de tiempos que está más allá de la comprensión del perro.

El segundo error que se puede cometer es estar enojado cuando lo estamos llamando. Con la idea de tratar de expresar una actitud de autoridad, muchos propietarios llaman a su cachorro demostrando severidad. Y si el perro demora un poco en acudir esta severidad se transforma en disgusto, en enojo.

Entonces le estamos dando un mensaje inequívoco de agresión, porque todos mis gestos corporales le están indicando que estoy a punto de agredirlo, mi postura denota ese estado de disgusto amenazante, con lo cual no estoy invitándolo a acercarse, todo lo contrario, estoy diciéndole claramente que la frase "ven" significa que no debe acercarse bajo ningún punto de vista. Si a todo esto le sumamos que cuando efectivamente el cachorro que se acerca se lo regaña o castiga, acabamos de cometer el peor error en la educación del mismo, error que será muy difícil de corregir en el futuro.

Lo que debemos hacer es aprender a manejarnos con el lenguaje canino, aprender a comunicarnos con el cachorro, a dar mensajes claros, inequívocos, lógicos y simples para una mente canina que tiene mecanismos también simples.

El secreto está en aprender a comunicarnos de manera efectiva, ya que de otra forma caemos nuevamente en el error de humanizarlos tratando de hacerle entender las cosas mediante un discurso largo, ético, complejamente verbal, que está absolutamente fuera del alcance del entendimiento canino.

Cuando llames al perro debes estar en una posición de absoluta amabilidad, debes estar invitándolo a acercarse, ya que esa es tu intención, entonces todo tu cuerpo y tus gestos deben dar un mensaje de amabilidad.

Estamos aquí hablando de un cachorro que no se acerca por temor, que aún no ha aprendido nada, es algo absolutamente distinto a cuando notamos que el cachorro no se acerca porque se distrae, o porque sencillamente tiene un temperamento dominante e independiente. En este caso debemos aprender a leer cuales son las causas de su comportamiento para actuar en consecuencia con los métodos adecuados, todos ellos, utilizando, no lo olvides, el "lenguaje canino".

No hay comentarios:

Publicar un comentario