domingo, 15 de septiembre de 2013

El Sistema Jerárquico del Perro

Existe una postura en el lenguaje canino denominada "postura de sumisión", la función de esta postura es fijar un sistema de jerarquías en la manada. ¿Por qué son tan importantes las relaciones jerárquicas entre los perros?

Imagínate a una manada de lobos que no respete jerarquías, donde permanentemente se desarrollen combates entre sus miembros, los cuales están capacitados para destrozarse la garganta de un solo mordisco, ¿cuánto crees que podrían subsistir como especie?

Aún en el improbable caso en que no se mataran entre ellos en las peleas, las infecciones y los gusanos terminarían el trabajo, ¿cómo podría una manada cazar sus presas si sus miembros están heridos, débiles y con fuerte aroma a sangre que hace que las victimas puedan olerlos a kilómetros de distancia? Esto si es que aún pueden correr.

La postura de sumisión ha evolucionado mediante un simple pero efectivo mecanismode selección natural.

En la naturaleza, aproximad amente a los 21 días de nacidos, el lobo alfa toma por primera vez contacto con los cachorros, e instintivamente comienza a jugar con ellos como si se tratara de una pelota, los golpea, los sacude; aquel cachorro que no ha venido con "fallas de origen" y lleva en su código genético la reacción de la postura de sumisión inmediatamente se coloca con la pancita hacia arriba.

Lo mismo ocurre con dos cachorros, el más fuerte quedará parado y el más débil adoptará esta postura

Esto es lo que hace que los perros, desde cachorros y aún de adultos logren convivir armoniosamente y, en caso de desatarse una pelea, esta termine cuando uno de los dos contrincantes no pueda con su adversario y se tienda panza arriba.  

Lamentablemente en algunas razas la información genética de adoptar esta postura se ha visto suprimida a través de la selección reproductiva, por ello el american pit bull terrier no desiste ni se rinde ante su adversario, aunado a su gran coraje y determinación, la inhibición de esta postura hace que primero caiga muerto a que se rinda ante su adversario.

De la misma manera, aunque el contrincante de un pit bull asuma la postura de sumisión, éste no la reconocerá y continuará atacando a su enemigo hasta matarlo.

Para reafirmar esta información que existe en la cabeza de tu cachorro, simplemente colócalo panza arriba, pon una mano sobre su pecho y míralo fijamente a los ojos hasta que haga a un lado su mirada. De esta manera le estarás "informando" que tú eres su líder.

Algunos cachorros protestarán fuertemente al principio, otros se voltearán con mayor facilidad, y puede que alguno incluso no se de la vuelta en ningún momento, nos gruña e intente morder, si este es tu caso, te recomiendo que no elijas a ese cachorro, ya que NO ESTÁ PREPARADO PARA VIVIR EN SOCIEDAD.

En el caso de que tu cachorro ya este en casa y presente conductas dominantes como estas consulta a un profesional capacitado para que te ayude a controlar el problema.

Una vez que tu cachorro ladee su mirada y se tranquilice, acaríciale el pecho, dale un par depalmadas, y déjalo que siga jugando con sus cosas o contigo mismo si lo deseas.

Repite este procedimiento al menos una vez al día durante un tiempo, y practícalo de vez en cuando durante el resto de su vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario